¿Dónde está la magia?

La mágia de la literaturaMe paseaba hoy por el siempre interesante lastresletrasdepam.blogspot.com.es cuando mis ojos ávidos de reseñas y opiniones han chocado literalmente con un título interesante

BROOKLIN

Me apetece el libro de Colm Toibín y me apetece la película que se deriva de dicho libro , porque como dice Pam, ya el trailer nos lleva a un mundo de sueños:

Si en anteriores ocasiones os hablaba de portadas o ediciones que me enamoraron o reseñas que casi me obligaron a adentrarme entre las páginas de mis últimas lecturas, hoy os cuento que sin ninguna duda, el motivo que me llevó a correr a la librería a por un ejemplar de Brooklyn fue el tráiler de la película basada en el mismo.
Es por todo eso, porque las expectativas eran grandes, que me ha sorprendido encontrarme ante estas palabras tan descorazonadoras:

Me explico, a pesar de las mas de 300 paginas de la edición de bolsillo, no he encontrado absolutamente nada, que no esté reflejado en este resumen de 2 o 3 minutos y que aporte al libro algún tipo de valor sobreañadido que compense las horas de lectura.
Como muy bien se comenta en la reseña, ¿cómo puede ser que una historia con tantos elementos para poner los pelos de punta al lector, llenarlo de pies a cabeza de emociones y dejarlo con la mesita de noche llena de kleenex despachurrados, quede resumida en una sola y triste palabra? NADA.

Bueno, pues ahí me he puesto yo a pensar, amigos y amigas leedores. Y lo he hecho no tan solo como lectora, sino como escritora. ¿Cómo se hace? ¿Cómo se consigue? ¿Por qué una gran historia con todos los elementos para emocionar nos pasa por encima de la piel y, quizás, otra sin ningún elemento destacable en la trama puede dejarnos un sabor de boca imborrable?

Yo no lo sé. Tengo amigos que me han comentado que han llorado con algunas de mis novelas. Pero no sé como lo he conseguido. Debe ser como en el teatro. En una escena donde debemos llorar, quizás lloremos, pero que no nos pregunten como lo hacemos. No lo sabemos.

Ahora bien, y con esto acabo, estoy convencida de que si un escritor no llora con sus personajes, no se emociona con su propia novela, en fin, no siente, poco hará sentir a sus lectores. Eso sí lo tengo clarito.

Quizás amigos y amigas sea ese y no otro el quid de la cuestión.

Comentarios

Deja un comentario

XHTML: Puedes utilizar las etiquetas siguientes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Agenda

septiembre 2022

lunmarmiéjueviesábdom

1


2


3


4


5


6


7


8


9


10


11


12


13


14


15


16


17


18


19


20


21


22


23


24


25


26


27


28


29


30


DicEneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNov

Facebook

Instagram